Dominican Republic
Voluntary National Review 2021

Watch video of panel where the VNR was presented

MAIN MESSAGES INFORME NACIONAL VOLUNTARIO 2021

The incidence of poverty decreased in the first four years of the 2030 Agenda, a trend that was reversed (increased by 2.1 pp) by the pandemic.

Low productivity levels and incomes in agricultural activity are a major challenge in terms of food security and improving the living conditions of the rural population.

The main indicators of health coverage show reduced progress (57 hospitals were intervened simultaneously) and there are still quality-of-service challenges.

Access to vaccines and strengthening health services is vital to reducing the risks of prolongation and deepening of the crisis.

The country has experienced high economic growth in recent decades, the pandemic slowed it abruptly in 2020. GDP fell 6.7%, with tourism most affected with a 62.7% reduction in foreign visitors and 47.5% in value added from hotels, bars and restaurants. Recovering growth means facing multiple challenges, including reviewing the sector's development model, improving working conditions, driving productive development, reducing inequality, increasing resilience to climate change, and responding to natural phenomena.

The vacancy rate has fallen, but it still has spaces for improvement to generate more and better jobs. More than half of the occupied population works in the informal sector. Wide gaps in access to the labour market for women and men, age groups and territories are maintained.

The concentration ofincome, as measured by the Gini coefficient, has been reduced. However, the country loses more than a fifth in the HDI to inequality.

Structural development gaps remain between the territories being addressed. The country plans medium-term policies with a territorial focus.

There is a Sustainable Production and Consumption Roadmap, but it faces challenges of articulation and national appropriation. The actors involved have lagged behind in their effective integration.

The country is very vulnerable to weatherphenomena. In the last five years, approximately 11% of the population has been affected by hurricanes, storms and slums. The negative impact of CO2 emissions and the material footprint on the country's HDI is estimated at around 4%.

Citizen security and access to justice present challenges. The homicide rate shows downward trend (highest in men and young people). There is no evidence of progress towards the eradication of abuse and trafficking in persons, the victims of which are mostly women. Barriers to access to justice persist, although the independence of the judiciary has improved markedly.

According to 2019 figures, institutionality indicators showdeterioration, mainly confidence in political parties and perception of corruption. The fight against corruption and impunity has accelerated.

To meet the great challenges, both structural and emerging, the country is moving towards a state with greater institutional strength. In addition, it seeks to substantially improve the fiscal situation with a tax regime that guarantees higher incomes with quality public spending and equity.

Public debt growth, accelerated by the impact of Covid-19, has committed a high proportion of the budget to interest payments of 17.4% of central government spending over the past 5 years.

Currency generation depends mainly on tourism, remittances and freezones. These were growing at a good pace slowed by the pandemic. Both remittances and exports from free zones have been revived at pre-covid levels. Exports, for its part, have had little dynamism. Improvements are expected in this area with existing public policies.

Strengthening international cooperation and solidarity is key to addressing challenges and overcoming problems such as those identified, much more now, in the face of the urgent need to mitigate the impact of the pandemic. Multilateral agencies are essential to re-overshading consolidated public debt.

The level of alignment of the SDGs with national planning is high (88%). Full integration is being sought through medium-term planning, although progress is needed towards closing gaps between planned and implemented.

Watch video of panel where the VNR was presented

MENSAJES PRINCIPALES INFORME NACIONAL VOLUNTARIO 2021

La incidencia de la pobreza disminuyó en los primeros cuatro años de la Agenda 2030, tendencia que fue revertida (aumentó 2.1 pp) por la pandemia.

Los bajos niveles de productividad e ingresos de la actividad agropecuaria constituyen un importante reto en materia de seguridad alimentaria y mejora de las condiciones de vida de la población rural.

Los principales indicadores de cobertura de salud muestran reducidos avances (se intervinieron simultáneamente 57 hospitales) y aun se tienen retos de calidad del servicio.

El acceso a las vacunas y el fortalecimiento de los servicios de salud es vital para reducir los riesgos de prolongación y profundización de la crisis.

El país ha experimentado un alto crecimiento económico en las últimas décadas, la pandemia lo frenó abruptamente en el 2020. El PIB descendió 6.7%, siendo el turismo más afectado con reducción 62.7% de visitantes extranjeros y de 47.5% en valor agregado de hoteles, bares y restaurantes. Recuperar el crecimiento implica enfrentar múltiples desafíos, entre ellos: revisar modelo de desarrollo del sector, mejora condiciones laborales, impulsar desarrollo productivo, reducir la desigualdad, aumentar resiliencia al cambio climático y la capacidad de respuesta ante fenómenos naturales.

La tasa de desocupación ha descendido, pero aún tiene espacios de mejora para generar más y mejores empleos. Más de la mitad de la población ocupada trabaja en el sector informal. Se mantienen amplias brechas de acceso al mercado laboral de mujeres y hombres, grupos de edad y territorios.

La concentración del ingreso, medida por el coeficiente Gini, se ha reducido. Sin embargo, el país pierde más de la quinta parte en el IDH por desigualdad.

Permanecen brechas estructurales de desarrollo entre los territorios que están siendo abordadas. El país planifica políticas a mediano plazo con enfoque territorial.

Se cuenta con una Hoja de Ruta de Producción y Consumo Sostenibles, pero se enfrenta a desafíos de articulación y apropiación nacional. Los actores involucrados han presentado rezagos en su integración efectiva.

El país es muy vulnerable a fenómenos climatológicos. En el último quinquenio, aproximadamente 11% de la población ha sido afectada por huracanes, tormentas y vaguadas. El impacto negativo de las emisiones de CO2 y la huella material en el IDH del país se estima en alrededor de 4%.

La seguridad ciudadana y el acceso a justicia presentan desafíos. La tasa de homicidios muestra tendencia a la baja (más alta en hombres y jóvenes). No se evidencia avances hacia la erradicación del maltrato y la trata de personas, cuyas víctimas son en su mayoría mujeres. Persisten barreras de acceso a la justicia, aunque ha mejorado notablemente la independencia del poder judicial.

Según cifras del 2019, los indicadores de institucionalidad muestran deterioro, principalmente la confianza en los partidos políticos y la percepción de la corrupción. Se ha acelerado la lucha contra la corrupción e impunidad.

Para enfrentar los grandes desafíos, tanto estructurales como emergentes, el país está transitando hacia un Estado con mayor fortaleza institucional. Además, procura mejorar sustancialmente la situación fiscal con un régimen tributario que garantice mayores ingresos con equidad y gasto público de calidad.

El crecimiento de la deuda pública, acelerado por el impacto de la Covid-19, ha comprometido una alta proporción del presupuesto al pago de intereses de un 17.4% del gasto del Gobierno Central de los últimos 5 años.

La generación de divisas depende fundamentalmente del turismo, las remesas y zonas francas. Estos venían creciendo a un buen ritmo frenado por la pandemia. Tanto las remesas como las exportaciones de zonas francas se han reactivado a niveles pre-covid. Por su parte, las exportaciones han presentado un escaso dinamismo. Se esperan mejoras de este rubro con las políticas públicas vigentes.

El fortalecimiento de la cooperación y la solidaridad internacional es clave para enfrentar los desafíos y superar problemas como los señalados, mucho más ahora, ante la urgente necesidad de mitigar las repercusiones de la pandemia. Los organismos multilaterales son esenciales para conseguir un reperfilamiento de la deuda publica consolidada.

El nivel de alineación de los ODS con la planificación nacional es alto (88%). Se está procurando su integración plena a través de la planificación de mediano plazo, aunque se requiere avanzar hacia el cierre de brechas entre lo planeado y lo ejecutado.

Voluntary National Review 2018

MENSAJES PRINCIPALES INFORME NACIONAL VOLUNTARIO  2018
REPUBLICA DOMINICANA

República Dominicana muestra logros importantes en el cumplimiento de la Agenda 2030, pero enfrenta desafíos en la superación de brechas económicas, sociales, ambientales, institucionales y de políticas.

El país tiene un sólido compromiso con la Agenda 2030 con un nivel de alineamiento del 72% entre los ODS y la Agenda Nacional de Desarrollo (END 2030).

Se ha mantenido un robusto crecimiento económico con tasas superiores a los demás países de la región. Desde los noventa, la tasa de crecimiento promedio anual del PIB es de más del 5%, y en los últimos cuatro años ha superado el 6,5% promedio anual. Los niveles de Pobreza se han reducido del 40% en 2003 al 25.5% para pobreza monetaria y 21% para la pobreza multidimensional actualmente. El ingreso per cápita ha incrementado de US$4,196 a US$7,112 en la última década colocando al país como una economía de ingreso medio alto. Sin embargo, se requiere de mejores resultados y mayor eficacia de las políticas públicas en términos de abordar problemas estructurales en materia de ocupación, inequidades de genero y calidad de los servicios públicos.

El desempleo se ha reducido en los últimos anos de 7.7% en el 2014 a 5.1% en el 2017. Aun persiste una alta tasa de informalidad mientras que el desempleo afecta especialmente a la juventud, mujeres y hogares pobres. La política nacional de empleo debe hacer énfasis en esas poblaciones.

Siendo una de las principales actividades de la economía y la principal generadora de divisas, el turismo creció sistemáticamente en 10.6% en los últimos cuatro años, aunque debe diversificarse. Los sectores Agropecuario y Agroindustrial producen más del 85% del consumo local, las manufacturas han perdido peso en la economía, a pesar de que las políticas públicas se han esforzado por expandir el acceso al crédito de las pequeñas industrias. Los impactos ambientales del turismo son poco conocidos y deben desarrollarse indicadores que aproximen a la sostenibilidad de la actividad. La manufactura explica menos de 14% del PIB, y ha venido perdiendo empleos. Las estadísticas oficiales no recogen datos sobre las pequeñas industrias. Urge desarrollar indicadores para hacer mejores políticas. 

Casi el 90% de la población tiene acceso a la telefonía móvil pero sólo la mitad al Internet y apenas un 27% tiene acceso propio por computadoras o tabletas.

La población viviendo en tugurios se ha reducido, pero todavía el 12.1% vive en asentamientos informales y en viviendas inadecuadas.  Estas son vulnerables a eventos meteorológicos extremos, los cuales impactan frecuentemente al país. Un desafío es monitorear sistemáticamente la vivienda y el impacto de los desastres para diseñar políticas de resiliencia.

Los esfuerzos por promover la producción y consumo sostenible son incipientes. El país cuenta con un marco legal propicio, pero con pocos indicadores que soporten las políticas.

Ha habido progresos hacia un Estado transparente, pero, el camino hacia niveles satisfactorios de transparencia, institucionalidad y justicia es todavía largo. Las tasas de crímenes y homicidios se han incrementado en los últimos años. Indicadores muestran barreras para el acceso a la justicia y evidencias de corrupción y desconfianza en instituciones.

La restricción fiscal es una barrera para la Agenda 2030. La presión tributaria es de 14% del PIB, la Ayuda Oficial al Desarrollo no alcanza el 0.1% del PIB. En 2017 la deuda del sector público fue de 48% del PIB. La inversión extranjera directa oscila entre 3% y 4% del PIB y las remesas alcanzan el 8% del PIB.

Hay avances de planificación, se incorporan los compromisos internacionales a la planificación nacional, aunque hace falta una vinculación entre planificación y presupuestos públicos. También hay insuficiencia de indicadores sobre desarrollo sostenible, particularmente los medioambientales.

Se trabaja en identificar objetivos y combinaciones de políticas que impulsen las sinergias y aceleren el avance de la Agenda 2030 mediante cinco objetivos: 1. Reducir de la pobreza multidimensional, 2. Mas competitividad y empleos decentes, 3. Promover la producción y el consumo sostenible, 4. Lograr poblaciones resilientes al cambio climático y otros riesgos, y 5. Lograr una institucionalidad del Estado sólida e incluyente.

El Informe Nacional Voluntario se enfoca en los aceleradores 1 y 3, y pasa balance a la oferta de políticas y las brechas que persisten.

 

Focal point
Prof. José Rafael Almonte
Viceminister of Planning and Development
Ministry of the Environment and Natural Resources of the Dominican Republic
Tel. 809-567-4300 ext. 6409  & 6450
Cel. 809 -501-2148
jose.almonte@ambiente.gob.do
Documents & Reports

Partnerships & Commitments
The below is a listing of all partnership initiatives and voluntary commitments where Dominican Republic is listed as a partner in the Partnerships for SDGs online platform.
Statements
17 Jul 2017
6 Jun 2017
21 Jun 2012
13 May 2010
12 May 2008
11 May 2006
10 May 2006
4 Sep 2002
United Nations